Verdades ocultas Wiki
Advertisement
Laura Flores
Laura Flores.png
Información general
Nombre completo: Laura María Flores Salgado
Estado: Fallecida
Seudónimos: {{{apodos}}}
Nacimiento: 5 de junio de 1963
Pudahuel, Chile
Fallecimiento: 11 de marzo de 2019
Santiago, Chile
Causa de muerte: Asesinada por Leonardo San Martín
Relaciones
Padres: {{{padres}}}
Padres biológicos: {{{biologicos}}}
Hermanos: {{{hermanos}}}
Hijos: Rocío Verdugo
Agustina Mackenna
Gonzalo Verdugo
Primos: {{{primos}}}
Tíos: {{{tios}}}
Abuelos: {{{abuelos}}}
Nietos: Benjamín Valencia
Cristóbal Valencia
Olivia Tapia
Martina Benavente
Parejas: Mario Verdugo
Cónyuge: Rodolfo Mackenna
Pedro Mackenna
Detalles técnicos
Intérprete: Marcela Medel
Salida del personaje: {{{cierre_personaje}}}
Primera aparición: {{{primera_aparicion}}}
Última aparición: {{{ultima_aparicion}}}

Laura Flores fue una prostituta que trabajo en un burdel de Santiago, donde conoció a Pedro Mackenna, de quien terminó embarazada de sus dos hijas, Rocío y Rosita. En 1997, vendió a su hija menor para mantener económicamente a la mayor. En 2017, se reencontró con su hija menor, ahora llamada Agustina, lo que terminó destapando el secreto de la venta, aunque terminó siendo perdonada por ambas hijas.

A mediados del 2019, ayudó a su hija Agustina Mackenna, en aquel entonces prófuga de la justicia, para regresar a Chile, luego que se operara facialmente y modificará su nombre a Amelia Rivera. Sin embargo, tras darle la espalda, Agustina la atropelló y dejó paralítica. Varios meses después, Leonardo San Martín le ocasionó un infarto que terminó con su vida.

Historia

Difícil juventud

Laura fue abandonada por sus padres en la juventud, dando a parar en un hogar de menores, del cual terminó escapando. Para sobrevivir en un país tan difícil como Chile, se ve obligada a prostituirse. En este trabajo que le entrega, poco y nada de dinero, conoce a la vedette Ana María Pérez, que está instalada en un pequeño pasaje. Uno de sus clientes es el apuesto Pedro Mackenna, hijo menor de una familia de buenos estragos sociales, y con quien frecuenta una historia de amor clandestina.

Embarazo y nacimiento de sus hijas

Fruto de la relación con Pedro, Laura se convierte en madre de Rocío, por lo que éste decide entregarles una pequeña casa en una población callampa a Laura y su hija, con la intención de que él no deba reconocer a la niña. Cuatro años después, Pedro se emborracha y visita a Laura, a quien arrastra hasta un motel de mala muerte, donde la viola. Las malas noticias continúan para esta pobre mujer, cuando descubre que está nuevamente embarazada de Mackenna, ahora de una niña a la que llamará Rosita.

Decisión de vender a Rosita

Pedro desaparece de la vida de Laura, escapando lejos con un dinero que le robó a su propio padre. Esta mujer, acongojada, y cuidando a dos niñas a las que, con poca suerte, puede alimentar, decide visitar a Rodolfo Mackenna, el hermano de Pedro, pero se arrepiente y se queda varada en la calle cercana a un local de la cadena de restaurantes de los Mackenna. Es así como Rodolfo la termina encontrando, quien posteriormente le ofrece una solución. Él está en un matrimonio infeliz, y cree que necesita una hija para resolver todo, por lo que le quiere comprar a Rosita, para criarla como si fuera su propia hija. Sabiendo que Rodolfo es tío de la niña, ella acepta, y recibe el dinero del intercambio, aunque quedando dolida por su acción (Capítulo 1).

Mentira y paso del tiempo

Laura le inventa a su hija mayor que denunció la situación a la policía, haciéndole sentir culpable por la desaparición de la niña. Sin embargo, Flores no está orgullosa de esta verdad. Ahora que tiene el dinero en sus manos, recurre a una vieja amiga, Ana María, quien le dice que hay una casa disponible en el pasaje donde ella vive. Rápidamente, Laura y Rocío compran la propiedad, y conocen a Mario Verdugo, un aprendiz de carnicero que trabaja cerca de donde viven. Laura y él se enamoran, haciendo revivir en Laura, un sentimiento que estaba apagado. Ambos se comprometen, pero sin casarse, y pronto se convierten en padres de Gonzalo. Veinte años después, viven como una familia feliz, aunque ella sigue cargando con el dolor de haber vendido a su hija.

Reencuentro con Rosita

El pasaje donde los Verdugo Flores viven, se encuentra en peligro, ya que Rodolfo Mackenna decide instalar un local de comida en la misma calle donde vive esta familia, sin imaginar que Laura es una de las vecinas. En primera instancia, Flores le insiste a Rodolfo que se vaya lejos, pero éste no quiere aceptar. La noche de inauguración, Rocío decide enfrentar a la dueña del local, Agustina Mackenna, que es verdaderamente Rosita. Es así como Laura se encuentra nuevamente cara a cara con la hija que tuvo que vender (Capítulo 1). Tras un desmayo sufrido por el poderoso Rodolfo Mackenna (Capítulo 2), que posteriormente es diagnosticado como cáncer (Capítulo 5), Laura recibe una oferta importante del mismo empresario: al saber que pronto morirá, quiere dejar a Agustina en las manos de su madre biológica.

Laura decide aceptar, y busca conseguir trabajo como asistente de cocina en el restaurant de Agustina (Capítulo 11).

Relaciones

Familia

Aliados

Rivales

Apariciones

Galería

Trivia

  • La justificación que entrega Felipe Arratia, director de la teleserie, sobre la muerte de Laura fue que: "para su círculo más cercano, Amelia, Rocío y Maria Luisa, es la señal viva de que Leonardo ya está en tierras chilenas y que empieza a cumplir su venganza", además que "esta muerte genera el clima de tensión en este grupo y en sus cercanos".
Advertisement