Verdades ocultas Wiki
Advertisement
Rocío Mackenna
Rocio Verdugo VO 6.jpg
Información general
Nombre completo: Rocío Ignacia Mackenna Flores
Estado: Viva
Seudónimos: Roci
Presidenta
Pitufina linda
Tía pitufina auxiliar
My Beautiful Lady
Martina Cáceres
Patada ninja
Mi querida Rocío
Ana Merino
Monstruo
Nacimiento: 1990
Pudahuel, Chile
Fallecimiento: {{{muerte}}}
Causa de muerte: {{{causa_muerte}}}
Relaciones
Padres: Laura Flores
Pedro Mackenna
Padres biológicos: Mario Verdugo
Hermanos: Agustina Mackenna
Sebastián Mackenna
Gonzalo Verdugo
Hijos: Benjamín Silva
Martina Benavente
Primos: Tomás Valencia
Tíos: Rodolfo Mackenna
Abuelos: {{{abuelos}}}
Nietos: {{{nietos}}}
Parejas: Franco Soto
Alonso Toledo
Diego Castillo
Tomás Valencia
Rafael Silva
Cónyuge: Tomás Valencia
Detalles técnicos
Intérprete: Solange Lackington (2050-)
Camila Hirane (2017-2025)
Amparo Carvacho (1997)
Salida del personaje: {{{cierre_personaje}}}
Primera aparición: {{{primera_aparicion}}}
Última aparición: {{{ultima_aparicion}}}

Rocío Verdugo es una educadora de párvulos y abogada, que en el pasado, vivió en el Pasaje Nueva Esperanza, del cual fue presidenta de la junta vecinal. Al descubrir que Agustina Mackenna, una locataria de buena posición social es su hermana biológica, ambas pactaron una tregua parcial.

Al año siguiente, Rocío se casó con Tomás Valencia, y posteriormente se divorciaron cuando él le fue infiel. De su relación con Valencia, Rocío quedó embarazada de Benjamín, que fue adoptado por su segundo marido, el abogado Rafael Silva, que terminó muriendo tras someterse a eutanasia.

Tras enviudar y comenzar una relación con Diego Castillo, peleó constantemente con su cuñada, Eliana, que la terminó conduciendo hasta su desequilibrio psicológico. Rocío decide vengarse formando una alianza con Andrés Benavente, un enemigo de la familia. Su alianza es considerada una traición, y cuando es descubierta, es denunciada por Tomás y Agustina, por lo que se ve obligada a escapar de la ley.

25 años después, Rocío regresa a Chile para recuperar el tiempo perdido con su hijo, bajo el alias de Ana Merino. Además viene acompañada de su segunda hija, Martina, con la intención de vengarse de Tomás y Agustina, por haberla apartado de su hijo.

Sumario

Historia

Infancia

Siete primeros años

Ana Merino, nacida como Rocío, es la primogénita de Laura Flores y Pedro Mackenna, posteriormente adoptada por el carnicero Mario Verdugo. Nació en 1990, y fue criada por su madre en una pequeña población en Pudahuel. "Rocío" vivía con su madre y su hermana menor Rosita. Al no poder estudiar en la escuela, Ana se convirtió en una hermana preocupada que siempre veló por la atención de su hermana.

Venta de Rosita

El hecho que marcó la vida de Ana fue el secuestro de Rosita en manos de un hombre misterioso, el cual ella no pudo evitar. Laura le aseguró a Ana que denunció el secuestro a las autoridades, aunque Merino ignoró durante años que su mamá le había mentido, y que realmente el secuestro de Rosita fue una venta pactada entre Laura Flores y Rodolfo Mackenna.

Creciendo con el trauma

Ana siempre tuvo esperanza de que su hermana fuese divisada y apareciera. Se convirtió en una niña fuerte ante la adversidad, sin embargo, siempre sufría silenciosamente. No hubo un solo día en veinte años que no se culpara de la desaparición de su hermana. En lo que su mamá conoció a Mario Verdugo, Ana adoptó su apellido y se mudó al Pasaje Nueva Esperanza.

Respecto a sus estudios, a mediados de 1997, Ana ingresó a primero básico en una escuela municipal, para posteriormente licenciarse de enseñanza media el 2011. Al año siguiente, Merino ingresó a la universidad por primera vez para estudiar docencia con título parvulario, egresando a fines de 2016.

En 2015 recibe el título de presidenta de la junta de vecinos del Pasaje Nueva Esperanza. Su mayor refugio ha sido su madre, y su novio desde los dieciocho años, Franco Soto, su vecino y el hijo mayor de sus padrinos, Noelia y José.

Llegada de la familia Mackenna

Eventos previos

A comienzos de 2017, Ana terminó su relación con Franco Soto, quien le confesó su infidelidad con una mujer, cuyo nombre no reveló. Sin embargo, el día en que la familia Mackenna llega hasta el Pasaje Nueva Esperanza, Ana perdona y retoma su relación con Soto.

Conociendo a Rodolfo y Tomás, Capítulo 1

Tras su regreso, Ana descubre que a las afueras del pasaje, se han venido a instalar unos sujetos con muebles y adornos para el nuevo local de comida. Merino contacta a Tomás Valencia, el asesor y mano derecha del dueño del restaurante, con quien discute inicialmente. Posteriormente, conoce a Rodolfo Mackenna, quien le asegura que no tendrían mayores problemas.

Fiesta en el Restaurante Lulú, Capítulo 1 - 2

Esa misma noche, el restaurante organiza una gala de apertura que es la celebración del cumpleaños de Agustina Mackenna, la propietaria legal del local. Al atender las molestias del pasaje, Merino decide detener el evento organizado por Agustina y la enfrenta cara a cara, declarando su odio desde el primer segundo en que se conocieron. En lo que se cumple una semana de la instalación del local, Ana se comienza a interesar en Tomás, para terminar enterándose que es la pareja de Agustina.

Jardín infantil y presidencia del pasaje

Nueva estudiante en el jardín, Capítulo 11

Al conocer a la pequeña Carito, una alumna del jardín infantil, Ana recuerda el secuestro de su hermana, y comienza a atormentarse por la culpa que siente, de no haber podido detener el rapto, reviviendo el sentimiento que alguna vez tuvo por no poder protegerla. Al ver a la niña indefensa, Merino hace su mayor esfuerzo por defenderla de los abusos de su padrastro, que es un matón que trabaja con José Soto.

Enamorándose de Tomás

Buscando a Rosita Flores

Enamoramiento de Tomás y Ana

Agustina está embarazada de Tomás

Revelación del secreto de Laura

Verdad de las hermanas destapadas

Matrimonio fallido de Tomás y Ana

Asesinato de Pedro Mackenna

El pacto de silencio de Laura y sus hijas

Accionista de la familia Mackenna

Primer parto de Agustina

Cómplice en la fuga de Agustina

Matrimonio de Ana y Tomás

Petición de matrimonio

En los primeros meses de 2019, luego de un par de meses de enfrentar lo sucedido con la aparente muerte de "Leonardo San Martín" y Agustina Mackenna, Ana se encuentra con una sorpresa en el interior del pasaje, siendo recibida por Tomás Valencia, quien le pide matrimonio.

El día de la boda

Luna de miel por el Caribe

Regresando a Chile

Siniestro plan de Amelia

Reencuentro con "Leonardo"

Alianza con Gabriela y Rafael

Viaje por países europeos

Encontrando la verdad

La desilusión de Ana, Capítulo 275 - 277

Separación y primer embarazo

Forjando su coraza

Muertes de Franco y Laura

Protegida por su guardaespaldas

Reencuentro de Amelia y "Leonardo"

Enfrentamiento en el barranco

Convirtiéndose en madre

Elección entre Rafael y Tomás

Cinco años después

Relación clandestina con Diego

Cumpleaños de Benjamín

Golpes bajos recurrentes

Eutanasia de Rafael Silva

Traición sorpresiva de Eliana

Reencuentro con Agustina

Juicio por la tuición de Benjamín

Antecedentes

Desarrollo del juicio

Planeando su fuga

Secuestro de Benjamín

Despertando del coma

Desenmascarando a Valentina

Fallido matrimonio de Valentina y Diego

Ataque de locura de Valentina

Sospechando de Agustina

Asesinatos en Santiago

Recibiendo flores de El Santo

Confrontación con Félix

Misteriosa muerte de Nancy

Fiesta de Halloween en el pasaje

Sospechando de Eliana

Viaje sin retorno de los Tapia

Buscando nuevas evidencias

Alianza de Rocío y El Santo

Cena en la guarida de El Santo

La liberación de Ricardo

Mientras Rocío lidia con la identidad del Santo y la reciente muerte de Gabriel, sigue en su rol como abogada de Ricardo. Es así, que buscando evidencias para obtener su libertad condicional, Verdugo llegó hasta la armería de Miguel Mardones, haciéndose pasar por una falsa detective, Martina Cáceres. Con permisos falsos para revisar las cámaras, Rocío descubrió que Eliana Zapata había falsificado un registro de arma, con el nombre de Ricardo. Por eso mismo, no podía confiar en Miguel y debía escapar lo antes posible.

Habiendo confirmado que Eliana está detrás de la muerte de Marco, Rocío consigue cámaras de transito, donde pueda confirmar ante las autoridades que Ricardo no fue el autor material del crimen de Marco. Entonces, la fiscalía ordenó la liberación inmediata de San Martín.

Muerte de Jazmín

Muerte de Juan Francisco

Enfrentamiento de la colina, Capítulo 798 - 799

"Leonardo. ¿Dónde te metiste?"
"Él no está, pero estoy yo. Hasta aquí llegaste, maldita. Llegó tu hora."
Eliana Zapata y Rocío Verdugo

En las afueras de Santiago, "Leonardo" y Ana se encuentran en la colina, donde se lleva a cabo la fase final del plan. Luego de acorralar a Eliana, Ana le quita la pistola y la amenaza, sin embargo, Zapata la provoca reviviendo momentos de la juventud de Merino, los cuales casi confunden a la abogada. Eliana, en un momento de confusión de Ana, comienza a asfixiarla, pero Ana se libera y la golpea hasta dejarla inconsciente en el suelo.

A este lugar acude la policía, debido a la rápida interacción entre Diego y Agustina, por lo que Ana le pide a "Leonardo" que escape, a cambio de prometerle que se volverán a ver prontamente. Ana mira triunfalmente la caída de Eliana y su detención, la cual llevaba esperando mucho tiempo.

Alianza descubierta

Tras la detención de Eliana, tanto Rocío como Leonardo se ven obligados a despedirse, cerrando la etapa de su alianza. Por eso mismo, Verdugo le pidió al detective que se reúnan por última vez en un hotel, en el cual puedan despedirse. Con lo que Rocío no contó fue con que sería seguida por Agustina y Tomás, quienes no le perdonarían su alianza con El Santo.

Tomás y Agustina decidieron que debían denunciar a Rocío, pero tras conversar con Diego, éste logra convencerla de que mediten su decisión. Hacia la noche, ambos se enfrentan a Rocío y le entregan dos alternativas: ser arrestada o escapar del país para siempre. Pensando en el bienestar de su hijo, Verdugo suplicó para que la perdonaran, pero fue obligada a tomar una decisión. Finalmente, presionada y enfurecida, firmó el documento para huir. Paralelamente, Leonardo nuevamente finge su muerte en un accidente automovilístico.

Escapando de la ley

Dos semanas después, Rocío se sube al avión que la trasladara hasta Lisboa, aunque fue misteriosamente sorprendida por Leonardo, quien se reveló ante ella, todavía vivo, para prometerle que él, a diferencia de la gente que le dio la espalda, no sería capaz de abandonarla.

Destino

Una nueva vida

Ya instalada en Barcelona, Leonardo cambió su nombre a Andrés Benavente, mientras Rocío cambió el suyo a Ana Merino. Para pasar desapercibidos juntos, Ana y Andrés se casaron ante el Registro de Identificación Española, con cuatro testigos falsos. Celebraron su matrimonio en un crucero de las Islas Griegas, donde concibieron a Martina, su segunda hija.

Durante más de diez años, Ana llamó a su hijo Benjamín, aunque el día del cumpleaños quince de su primogénito, éste la rechazó definitivamente y le pidió que no lo volviera a contactar. Sumado al rechazo de su hijo, manipulado a la vez por Tomás y Agustina, Andrés presionó constantemente a Ana para que olvidara el pasado. También obligó a Ana a sufrir abstinencia sexual, ya que según él, solamente los hombres podían controlar el sexo. A causa de años, viviendo solitariamente y añorando el pasado, en 2045, Ana deja sus hábitos alimenticios y deportivos, tras caer en un estado depresivo agudo, el cual trató solamente con alcohol.

25 años después

Recordando el pasado

"Cambie una cárcel por otra cárcel."
Rocío Verdugo

Veinticinco años después de su fuga, el 27 de diciembre de 2050, Ana y Andrés viven pacíficamente, aunque rechazándose el uno al otro. Él le reprocha que jamás pudo dejar atrás el pasado, principalmente a Tomás, algo que le molesta en varios sentidos. Ana es una mujer reprimida emocionalmente, que se refugia del dolor en el alcohol. Tiene una complicada relación con su hija, por lo que simplemente la esquiva y asiente a todas sus decisiones. En la tarde de ese mismo día, Andrés sufre una falla cardiaca que termina en seco con su vida.

Tras el velorio y el entierro, Martina comienza a sospechar que su padre se llevó a la tumba varios secretos. Por esto mismo, decide ir a Chile y desenterrar el pasado, con sus propias manos. El día 29 de diciembre, dos días después de vivir el luto, Merino se entera que su hija se encuentra en Santiago de Chile, por lo que intentando protegerla del daño que le puede causar el pasado, regresa a Chile, dispuesta a encarar el pasado.

De cara con los Mackenna

Tras enterarse de la ubicación de su hija, por un trámite bancario, Ana arriba al Aeropuerto Arturo Merino Benítez, para posteriormente tomar un taxi y llegar al departamento que arrendó su hija. En el lugar, ambas tienen un incómodo encuentro, que suma al hecho de que Martina invitó a cenar, precisamente, al hijo de Agustina Mackenna, en consecuencia, su sobrino Cristóbal. También conoció a Olivia Tapia, la segunda hija de su hermana.

Dando por hecho que la cena fue un evento menor, Ana intenta conseguir la confianza de su hija, por lo que considera seriamente el hecho de permanecer una larga estadía en Chile. Al día siguiente, casi por accidente, Olivia le presenta a Ana a Benjamín, el mismo hijo que alguna vez tuvo que abandonar, siendo obligada por Agustina Mackenna y Tomás Valencia.

"Eres un monstruo."
"Y tú una criminal"
Agustina Mackenna y Ana Merino

Ana intenta acercarse a su hijo, pero en su primer intento de ganarse su confianza, termina encontrándose cara a cara con Tomás Valencia. Éste le suplica que no le diga la verdad a su hijo, por lo que ella accede a permanecer como Ana, sin revelarse como "Rocío Verdugo". Esa noche, Tomás le contó a Agustina que su hermana estaba en Chile, por lo que Agustina consiguió la dirección de Martina Benavente, y se trasladó hasta ese lugar. Ya cara a cara, las hermanas Mackenna se enfrentaron con sus puntos de vista, aunque Agustina terminó con una crisis de pánico, ya que su hermana es la insuperable dueña de la verdad.

Ana jura que se vengará de la gente que la traicionó, incluyendo en esa lista a Agustina, Tomás, Diego, Samantha, Julieta, Ricardo y María Luisa. Ante dicha decisión, Ana se establece en el país.

Acercándose a Benjamín

El 1 de enero de 2051, Ana visita el Cementerio General Metropolitano, donde coincidentemente se encuentra con Cristóbal. Momentos después, visita la tumba de su madre, Laura Flores, a quien culpó por ser la responsable de abandonar a Agustina, asegurando que si ella no hubiera vendido a su hermana, nada de lo que se desencadenó posteriormente, hubiese sucedido. Le aseguró a su madre que si protegía a Benjamín, la perdonaría, cerrando un ciclo de odio de casi cuarenta años.

Al día siguiente, organizó un cóctel para conocer más a Benja, al cual sorpresivamente también llegaron Tomás y Cristóbal. Pese a que no ocurre mayor evento durante la comida, posterior a ello y mientras conversa con su hija, descubre que Cristóbal nunca se fue del departamento y estuvo escuchando atentamente la conversación de madre e hija.

Venganza de Ana Merino

Relaciones

Familia

Aliados

  • Inés - Mejor amiga
  • Pasaje Nueva Esperanza
    • Franco Soto - Exnovio
    • Maite Soto - Ex mejor amiga
    • Noelia Marambio - Ex vecina
    • José Soto - Ex vecino
    • Gladys Núñez - Ex vecina
    • Roxana Núñez - Ex vecina
    • Maruja Pérez - Vecina
    • Nicolás Walker
    • Claudia Cárdenas
    • Sofía Walker
    • Angélica Barraza
    • Javiera Diez
    • Alonso Toledo
    • Belma Karapinar
    • Francesco Leone
    • Eduardo Fuentes
    • Juan Francisco Rodríguez - Vecino
    • Jose Luis Rodríguez - Vecino
  • Jardín infantil comunal
    • Carolina Espinoza - Alumna
  • Leonardo San Martín - Enemigo recurrente, Exmarido
  • Gabriela Marín - Exprofesora
  • Rafael Silva - Exmarido
  • Alonso Toledo - Guardaespaldas
  • Genaro Silva - Exsuegro
  • Camilo Beltrán
  • Alejandra San Martín/Jazmín - Empleada
  • Renata - Empleada
  • Alba
  • Leticia Hurtado - Exrival
  • Gaspar Inostroza - Vecino
  • Natalia Morán - Vecina

Rivales

Galería

Trivia

  • Durante años, Ana se culpó por haber dejado ir a Rosita, sin saber que la verdadera culpable resultó ser su madre, quien la vendió, realizando un acto ilegal ante las leyes nacionales.
  • En los libretos originales, Ana se llamaba Jazmín, y buscaba cumplir la promesa de reunirse con su hermana, tal cual se dio en el resultado final de la teleserie.
Advertisement